9/10/13

Sociedad democrática fallida

El FMI augura un futuro nada alentador, Montoro sigue en su fábula del cuento de la lechera y su 2014 dorado, hay casos de jóvenes españoles estafados con ofertas de trabajo en Alemania que no llegan, el ruso de repente se ha convertido en una lengua en alza, y seguimos inmersos en la crisis mientras la inseguridad permite un conformismo pasivo agresivo. 

En este panorama los jóvenes salen al mercado laboral, sin encontrar salida, a no ser que entren en la dinámica de eternizar su situación precaria plegándose a chanchullos con tal de evitar el paro, el vacío en el currículum... La otra opción es marcharse, pero por muy aventurero que suene irse no es la solución, es el síntoma del problema que existe en el país. Toda esa educación, ese esfuerzo de la sociedad por formar a jóvenes brillantes acaba en el extranjero. No, no es fuga de cerebros, los jóvenes no huyen: Se refugian de la crisis fuera, esperan que sea temporal, que el tiempo les permita volver y ganarse el reconocimiento en su país, junto a su familia.

Estamos retrocediendo, y lo mucho ganado se esfuma en estos años de recortes. Menos servicios (copago en sanidad, reducción de profesorado, imposición de másters vía indirecta, reducción de abogados de oficio, subida de tasas universitarias), menos sueldos y peores condiciones, y aun con ésas el desempleo se mantiene en cifras que dan miedo. 

Cuántos despotrican contra la burbuja inmobiliaria, cuántos sospechaban, y cuántos callaron... Cuánto dinero negro hay en España, y cuántos billetes pasaron de mano en mano... y de sobre a cuentas suizas. Y mientras ... siguen emigrando ... Siguen emigrando los de siempre, y los nuevos jóvenes españoles, que representan un nuevo perfil: Emigrantes que toman aviones, no pateras, que llegan con papeles pero que también dejan atrás a familias y amigos. 

Por desgracia, no es una sorpresa, los padres españoles se acostumbran a frases como "es lo que hay", se escucha como una justificación que se sostiene sola, "es lo que hay" ... o más bien lo que no hay: Oportunidades, ofertas, trabajo ... Emigrar no es un triunfo, es el fracaso de quienes se escudan en culpar a otros, más que en hacer autocrítica, y es el fracaso de los gobernantes democráticos y del sistema actual. 

Os dejo este vídeo para todos aquellos que toman una maleta en mano, la aferran, y vive de llamadas a distancia, de memorias y de esperanzas.


0 opiniones confesadas:

Por cada palabra nace un pensamiento

No se censurará sino que se moderará. Como siempre, da voz a tus opiniones. Recuerda, no al nofollow y... ¡Gracias por comentar, espero leerte de nuevo!