9/4/13

Uno se fue, cien vinieron


Se nos fueron dos mujeres. Una artista, una política; una española, otra británica; una pasional, otra contenida; una manejada por las circunstancias, otra manejando las circunstancias; una caracterizada por su mirada; otra por su peculiar peinado.

Se marchan algunos, quedamos otros.

Se fue Sampedro.

Se fueron todos, o se irán.

Y aquí estamos, a pesar de que la muerte siempre se intuye y no es una sorpresa, diciendo ¿quién será el próximo? Mala época para viejas glorias... no por el miedo a mantener su estatus, sino a ver que la muerte desfila ante ellos.

Pero... ¿Qué ofrecemos los que en pie lloramos, aclamamos, aspiramos a los que han encontrado ya descanso? Ésa es la noticia, que el relevo ya no puede escudarse en los grandes, que aunque ausentes seguían en la sombra ejerciendo de inspiración. Leyendas vivas que desaparecen. Y ahora, ¿qué? Toca volver la vista a los presentes, que no basta con decir ´¡Se fue un grande!´ si no decimos ´¡pero hay cien más que seguirán, o al menos lo intentan!´.

Porque sin discutir ideologías, la responsabilidad, más que nunca, está en nosotros.

0 opiniones confesadas:

Por cada palabra nace un pensamiento

No se censurará sino que se moderará. Como siempre, da voz a tus opiniones. Recuerda, no al nofollow y... ¡Gracias por comentar, espero leerte de nuevo!