8/4/13

Somos






Somos una generación perdida, que busca y no encuentra salida.

Una generación callada, que grita, que observa, que haya o no haya
mantiene la esperanza.

Muchos nos llaman locos, la generación, dicen, mejor preparada
pero no llaman para acoger y nutrirnos de algo que no sea metralla
ni malos humos, ni nada.

Entre la seguridad y la incertidumbre de un futuro que nos huye
violamos margaritas, y sí, seguimos enganchados a las ubres
aunque no queramos,
aunque no podamos.

Somos de la tierra, de nuestra tierra, y aunque leamos obras de fuera
no quisiéramos levar anclas, sino anclarnos donde estamos ahora.
Aun así, se impone irse.

Se impone irse, se impone aunque queramos impostar que surgirá algo
una leve, casi fugaz oportunidad de demostrar que cuentas,
de contar,
si te dejan,
tu historia.

Marineros, viajeros, piratas, esos que llaman emprendedores
serán los jóvenes que transitan, a marcha fúnebre y alegre
camino abierto, Pedros sin lobos, con muchos sueños y apenas logros.



---- El quizás es el nunca dudoso ----

0 opiniones confesadas:

Por cada palabra nace un pensamiento

No se censurará sino que se moderará. Como siempre, da voz a tus opiniones. Recuerda, no al nofollow y... ¡Gracias por comentar, espero leerte de nuevo!