3/12/13

La fortaleza de los símbolos

RTVV se ha convertido en un símbolo de una televisión pública, valenciana y despojada de madrugada. No es el primer medio. No es el último.

Lo que sucedió el pasado jueves fue un ataque que unió a los valencianos y a los profesionales del periodismo, de audiovisuales y de la comunicación en general. ¿Por qué? Sencillo: Porque duele. Duele a pesar de que el clientelismo es un mal que inunda el país, y duele porque se aplica la ley del mínimo esfuerzo, es decir: No puedo con ello (ya no me sirve para mi propósito), lo cierro. Pues no nos sirve. Un servicio público debería reformarse para volver a su propósito original.

Los que argumentan que prefieren un medio privado porque así "no meten las zarpas los políticos ni manipulan" desvían el problema. El asunto es que los ciudadanos se quedan sin un medio que recoja la realidad local, la más cercana, la suya. Yo estoy a favor de la diversidad en las lenguas. El problema es negarlo. Fijaos ... Negar supone crear resistencia, es lo natural, es la inercia del que se defiende y tiene que reivindicar cuando le intentan amordazar. 

Negando la riqueza de cada comunidad se provoca una separación, se ahonda la brecha. Aceptar, en cambio, une. Yo por ello creo en los medios públicos. No creo que porque "se derrocha, y manipulan" haya que cerrarlos. HAY QUE CAMBIAR, pero no destruir algo que tiene unos buenos cimientos.

Yo nací en Alicante, veía Canal 9, veía el Club Babalá, veía a aquella presentadora con una boca enorme y una sonrisa que iba de Este a Oeste, yo he dado clases de Conocimiento del Medio en valenciano. Y aunque ahora sea más madrileña que alicantina (fifty fifty anda la cosa numéricamente), me duelen los modos, me duele el mensaje que hay detrás del cierre de RTVV. Yo seguí de madrugada, cabreada y exaltada el intento de cierre de RTVV hasta que al día siguiente, 12 horas después, ocurrió. 

RTVV no solo es la televisión pública de los valencianos (y la radio, por ende). RTVV es un símbolo de lo que está ocurriendo en España. Enchufismo, silencio interesado, manejo de contactos, despilfarro e ignorancia selectiva ... pero también trabajadores que lo dan todo -y no hablo solo de periodistas, hablo de técnicos, de señoras de la limpieza, de mantenimiento, de transporte ...-, que han estado años currando y los echan. Los echan de madrugada, prometen "reubicarlos" (bonito eufemismo, bravo). Y pasa que quienes más ilusión ponen y más trabajan acaban con la peor parte. Y quienes contribuyeron a que algo que podía funcionar cayera, se mantienen no se sabe cómo (o más bien, por quién).

RTVV no solo es la televisión pública de los valencianos, no. RTVV es un micro universo de lo que ocurre en muchas empresas, a pequeña o gran escala, del mecanismo que nos aboca a esta situación extrema en la que se felicita por estar explotado, y se suda la gota fría en cada entrevista. 

RTVV es un símbolo. Y los símbolos, señores, son más peligrosos que los hechos e incluso que las verdades. Cuidado, los ciudadanos estamos cargándonos de símbolos. 

9/10/13

Sociedad democrática fallida

El FMI augura un futuro nada alentador, Montoro sigue en su fábula del cuento de la lechera y su 2014 dorado, hay casos de jóvenes españoles estafados con ofertas de trabajo en Alemania que no llegan, el ruso de repente se ha convertido en una lengua en alza, y seguimos inmersos en la crisis mientras la inseguridad permite un conformismo pasivo agresivo. 

En este panorama los jóvenes salen al mercado laboral, sin encontrar salida, a no ser que entren en la dinámica de eternizar su situación precaria plegándose a chanchullos con tal de evitar el paro, el vacío en el currículum... La otra opción es marcharse, pero por muy aventurero que suene irse no es la solución, es el síntoma del problema que existe en el país. Toda esa educación, ese esfuerzo de la sociedad por formar a jóvenes brillantes acaba en el extranjero. No, no es fuga de cerebros, los jóvenes no huyen: Se refugian de la crisis fuera, esperan que sea temporal, que el tiempo les permita volver y ganarse el reconocimiento en su país, junto a su familia.

Estamos retrocediendo, y lo mucho ganado se esfuma en estos años de recortes. Menos servicios (copago en sanidad, reducción de profesorado, imposición de másters vía indirecta, reducción de abogados de oficio, subida de tasas universitarias), menos sueldos y peores condiciones, y aun con ésas el desempleo se mantiene en cifras que dan miedo. 

Cuántos despotrican contra la burbuja inmobiliaria, cuántos sospechaban, y cuántos callaron... Cuánto dinero negro hay en España, y cuántos billetes pasaron de mano en mano... y de sobre a cuentas suizas. Y mientras ... siguen emigrando ... Siguen emigrando los de siempre, y los nuevos jóvenes españoles, que representan un nuevo perfil: Emigrantes que toman aviones, no pateras, que llegan con papeles pero que también dejan atrás a familias y amigos. 

Por desgracia, no es una sorpresa, los padres españoles se acostumbran a frases como "es lo que hay", se escucha como una justificación que se sostiene sola, "es lo que hay" ... o más bien lo que no hay: Oportunidades, ofertas, trabajo ... Emigrar no es un triunfo, es el fracaso de quienes se escudan en culpar a otros, más que en hacer autocrítica, y es el fracaso de los gobernantes democráticos y del sistema actual. 

Os dejo este vídeo para todos aquellos que toman una maleta en mano, la aferran, y vive de llamadas a distancia, de memorias y de esperanzas.


15/7/13

Be Kind... Behind... Be it!



Hoy comparto con vosotros un pequeño documental en el que he participado como productora y entrevistadora. Espero que, con esto, compense las ausencias a las que os someto.


Y os comento: Quizás los deseos quieren escaparse y ser locura, mientras intentas sofocarlos bajo manta. Y quizás, sólo quizás, los silencios te aguardan mientras callas.




Disfrutad y comentad, si alguien se asoma ; )

4/7/13

De regresos y retornos


El blog va a ir virando de lo personal, lo creativo y lo actual porque la musa de la inspiración se la ha ido comiendo eso que llamamos RUTINA.

Prometo manteneros actualizados.

Por el momento, se aproxima un cumpleaños. Y dicen que es el mío.

Publicaré el lunes. Sé que, mis queridos lectores invisibles imaginarios, estaréis impacientes.

16/6/13

Escalofríos


En este tiempo de verano, la reflexión parece querer huir y dejarnos expuestos al sol. Así que, tras una ausencia por motivos de la vida offline, vuelvo para dejar una recomendación de película, y otra de serie.

STOKER
El director de "Old Boy" nos trae , ya en la industria cinematográfica americana, esta película con su particular mundo oscuro y retorcido. Visualmente preciosista, con mucho juego del color y de los tonos neutros, y un punto melómano que caracteriza a los personajes.

Algo ligerito para amenizar la tarde.





IN THE FLESH
La moda vampírica, la ciencia ficción juvenil -que de ciencia ficción tiene poco o nada-, y los zombies. Sí, esos no-muertos que incluso inundan obras ñoñas clásicas como Orgullo y Prejuicio (y zombies) . Pero esta mini serie de la BBC en realidad camufla un drama, muy parecido al de los soldados que vuelven después de vivir situaciones límites o enfrentarse a la muerte de otros.

Cómo os cuido, con temas tan veraniegos y de buenas vibraciones.

15/5/13


Busco lo rápido, lo ajeno, me evado.


Te busco.


Y escondo matices de espanto.


Siembro mi miedo despacio, recreo
los toques de queda pasados.


Y en la noche sincera, abierta
y extraña que cerca,
miradas intercambio,

besos guardo

en papeles de fumar,
en pañuelos baratos.


----- Mais oiseau, aussi, avui -----




12 frases para desenamorarse


  • Me provocrastinaste 
  • A vezes que voce joga me tonto. 
  • Si quieres que traiga la Luna tendrías que irte de la Tierra.
  • Vomito por ti.
  • ¡Qué potito es el amor! (sonido de una cadena del baño)
  • Sin-zorra-miente, tuya. 
  • Siem-preñada.
  • Por ti me quito el peluquín.
  • Be-ee-ehhhhh-SOS!
  • Mi lengua busca a la tuya.
  • Fue verte y querer ... huir.
  • Te imagino sin ropa ... y te prefiero vestidX


6/5/13

Reaprender a aprender


El ordenador, un universo paralelo en el que nos conectamos por pantalla.

Leemos, nos informamos, reímos, lloramos... vivimos a través de un teclado, un ratón y una pantalla inmóvil, que nos provoca y absorbe.

¿Conoces el dicho ´no mezcles placer con trabajo´? Uno hasta que llegó la Sra. Crisis podía elegir la profesión por la que tenía vocación, salvo algunas declaraciones que es para echarse las manos a la cabeza... o mejor... a la cabeza de quien la dice, si es que hay donde agarrar.

Pero también hay otros dichos:´Mejor no mezclar familia con negocios´. ¡Sandeces, rayos y retruécanos! Cuántos negocios familiares viven de eso, de mezclar y armonizar maridos y mujeres, cuántos puestos de administración pública tienen a allegados, al ser de confianza, a mano.

Desviándome del tema, esto me lleva a pensar en la dinámica del psicólogo así autodenominado. Yo admito que peco. En el fondo ejercer de consejer@ es señalar con el dedo -derecho, izquierdo, el de en medio, o como si señalamos con el tercer ojo indio, el espiritual-. A todos nos gusta sentenciar y dar consejos, pero mientras que con una mano, alzada bien alta, señalas y ves el error ajeno, por detrás cruzas los dedos tras la espalda. Ojalá no te pase, o te pasa y cierras los ojos. Que otro te aconseje. Un mono saca los piojos de otro.

Pero volvamos al tema. Hablaba de... Ahhh, sí. Ya recuerdo. Ordenadores, refranes de no mezclar trabajo y familia o placer, vamos... Que trabajes y punto.¿Y qué tiene que ver el ordenador con frases hechas y refranes?

Ahora mismo estoy ante el ordenador, que al mismo tiempo es mi principal fuente de evasión, mi escritorio de trabajo, mis libros de consulta, mi teléfono móvil, mi álbum de recuerdos, mi filmoteca, mi diario de a bordo -ésto que lees, estos sinsentidos-, mi periódico, mi radio, mi televisión, mi reproductor de música, mi tienda, mi lugar para encontrar y organizar viajes, mi aula de idiomas, mi ludoteca, mi inspiración.

El problema es cuando debes imponer una de las opciones sobre las otras. Porque la atención se nos ha disminuido a spots, eslóganes, brevísimos titulares, micro dosis de entretenimiento, información y cultura. Somos audiovisuales, y el problema es enfrentarte a la reflexión cuando, en la misma pantalla, tienes mil modos que se te ofrecen apetecibles e inmediatos.

Y ahí mi conclusión: Hay que reaprender a aprender.Los viejos refranes, que no son absolutos, ni pueden aplicarse a rajatabla, no dejan de ser sabiduría popular.

Antes compartimentar las facetas de la vida y la rutina era fácil: Vida familiar y vida laboral; oficina y hogar. Ahora, en cambio, podemos trabajar desde casa, seguimos conectados a la última actualización de email, Facebook, Twitter aunque estemos en la playa, y es algo angustioso cuando no tienes un smartphone a mano.

El límite se desdibuja, no sólo cuesta distinguir cuándo usar la pantalla -del móvil, de la tableta, del ordenador- como herramienta de trabajo o medio de ocio, sino separar la vida privada y pública, la familiar y la laboral.

Hay que reaprender a conocer al que se ha convertido en una más en nuestra vida, con la que pasaremos horas y horas, que nos hará gozar... pero también sufrir. Nos ayudará, pero también nos torturará a veces de manera gratuita e innecesaria. Esa pantalla en que volcamos todo.

Hay que reaprender poner límites.


P.D: No os he dicho nada que no sepáis y hayáis experimentado en carnes propias. Pero oye, no viene mal refrescar las lecciones que creemos aprendidas.

28/4/13

Feel free or whatever




Perder el miedo a lo alto, a lo bajo, a lo medio.
Perderse.
Y no encontrarse.
Y romperse sin quebrarse.
Ése es el reto.



Fotograma del anime Paradise Kiss


----- Quiso besarte. Le hiciste la 3-14. Y ahora esperas que lo intente de nuevo -----


21/4/13

Wasted

La sensación de que el tiempo tiene un modo extraño de camuflarse. Esconde las horas en minutos. 

19/4/13

Memorias de una princesa rusa

La sexualidad a flor de piel

Vías


Irse de viaje es escapar, romper la rutina, buscar sensaciones, crear recuerdos, barajar posibilidades, perderse un poco y construir futuros.

Querría poder viajar astralmente. Mirarme a mí misma desde fuera, rociarme de ideas, empaparme de gustos ajenos, y abocarme a la locura momentánea. Darle un beso áspero al que mira. 

Viajar en compañía, a solas, con la imaginación, con un dedo en el mapa, a través de historias y temas. Dejarse llevar. Marcar un trazo. Soñar.

A veces viajar es caminar, un paseo, una mirada, un suspiro que contiene lo que querrías decir, hacer, ejecutar... Ejecutar pasados, presentes, futuros y ausentes.

Poco a poco, o deprisa, apurando antes de echarse atrás, de volar.

Viajar de paso, ermitaño de lugares y hogares, o colocar un pie fuera del asfalto. Y de repente, no de súbito, dejar de caminar: Avanzar. 



Fotografía de Palabras Desdibujadas. Abril de 2013, Sevilla.

9/4/13

Uno se fue, cien vinieron


Se nos fueron dos mujeres. Una artista, una política; una española, otra británica; una pasional, otra contenida; una manejada por las circunstancias, otra manejando las circunstancias; una caracterizada por su mirada; otra por su peculiar peinado.

Se marchan algunos, quedamos otros.

Se fue Sampedro.

Se fueron todos, o se irán.

Y aquí estamos, a pesar de que la muerte siempre se intuye y no es una sorpresa, diciendo ¿quién será el próximo? Mala época para viejas glorias... no por el miedo a mantener su estatus, sino a ver que la muerte desfila ante ellos.

Pero... ¿Qué ofrecemos los que en pie lloramos, aclamamos, aspiramos a los que han encontrado ya descanso? Ésa es la noticia, que el relevo ya no puede escudarse en los grandes, que aunque ausentes seguían en la sombra ejerciendo de inspiración. Leyendas vivas que desaparecen. Y ahora, ¿qué? Toca volver la vista a los presentes, que no basta con decir ´¡Se fue un grande!´ si no decimos ´¡pero hay cien más que seguirán, o al menos lo intentan!´.

Porque sin discutir ideologías, la responsabilidad, más que nunca, está en nosotros.

Es...No es...


Escrache. Escrutinio. Escrúpulos. Escarmiento. Espectáculo. EscenificarEscándalo. Estafa. Es-pa-.



Imagen del anime Mawaru Penguin Drums

8/4/13

Somos






Somos una generación perdida, que busca y no encuentra salida.

Una generación callada, que grita, que observa, que haya o no haya
mantiene la esperanza.

Muchos nos llaman locos, la generación, dicen, mejor preparada
pero no llaman para acoger y nutrirnos de algo que no sea metralla
ni malos humos, ni nada.

Entre la seguridad y la incertidumbre de un futuro que nos huye
violamos margaritas, y sí, seguimos enganchados a las ubres
aunque no queramos,
aunque no podamos.

Somos de la tierra, de nuestra tierra, y aunque leamos obras de fuera
no quisiéramos levar anclas, sino anclarnos donde estamos ahora.
Aun así, se impone irse.

Se impone irse, se impone aunque queramos impostar que surgirá algo
una leve, casi fugaz oportunidad de demostrar que cuentas,
de contar,
si te dejan,
tu historia.

Marineros, viajeros, piratas, esos que llaman emprendedores
serán los jóvenes que transitan, a marcha fúnebre y alegre
camino abierto, Pedros sin lobos, con muchos sueños y apenas logros.



---- El quizás es el nunca dudoso ----

4/4/13

De pirámides e inver/mersiones


Tengo cuentos escondidos entre los dedos
que buscan escapar pero no
los dejo
en tu encuentro.




Muchas veces me despido de los miedos,
nadadores ciegos
de la hiel que
muerdo.


Y la historia se desprende de su tinta,
de la hoja, de la piel, de los deseos,
de esos locos
inflamables
intratables
titubeos.



---  Escribir a oscuras es como el sexo tántrico ---- 

1/4/13

They say it so


En una ciudad cualquiera, a una hora discreta, sin mucha actividad. Es uno de esos días en que nada pasa a cara descubierta, y todo ocurre en los callejones e interiores más dignos del barrio.

A: Hola
B: ¡Hola!
A: No esperaba verte aquí.
B: Es que no suelo venir a esta zona, sólo que hoy...
A: ¡Yo tampoco! Pero quería... Ah, habla tú primero, ¡perdona!
B: No, decía que no suelo estar en esta zona, pero hoy era un día especial.
A: ¿Sí?
B: Hoy es el día en que la Luna se ve preciosa desde el puente.
A: No sabía que hubiera un puente aquí...
B: Y no lo hay.

A se queda en silencio un tiempo. Mira a B, rápidamente, apenas para comprobar que es B. No entiende muy bien cómo ese ser tanto tiempo ausente pasaba justo cuando el autobús se iba, le ha pedido suelto en ese momento para no sé qué historias. Tanta casualidad es propia de Hollywood, no de un día cualquiera, a una hora discreta, sin mucha actividad. Siendo sinceros, le molesta.

A: Bueno, yo...
B: Piensas que miento -ríe-. Claro, no hay ningún puente. Soy yo quien va a construirlo.
A: No sabía que ahora te dedicas a eso... O sea, que te encargas de los planos...
B: No, no... Siempre dan por hecho que yo soy la mente, que no soporto el esfuerzo físico -mira a A, quien decide mirar a la esquina de la anodina calle-. No, soy parte del equipo de construcción. -B inclina la cabeza, mientras A sigue con la mirada al vacío-.

Empieza a anochecer. La Luna, asombrada, se distingue en medio de un cielo algo feo, muy propio de una ciudad que echa humo 365 días, 24 horas cada día.

A: Mira, me tengo que ir...
B: Lo del puente es todo una fantasía mía.
A: Ah... -Mira el reloj-.
B: ¿Vuelves a casa?, quiero decir...

A mira la esquina anodina de la calle. B mira a A. A y B se quedan callados. La Luna consigue hacerse un poco más de espacio en medio de un cielo algo renqueante.

B: En realidad acabo de ir a una entrevista de trabajo.

A mira los adoquines del suelo.

B: Vuelvo a mentir... En realidad no hago nada, y ocupo el tiempo en imaginar que construiré un puente...

A no sabe muy bien qué decirle a B. Hace años que no se ven, si no recuerda mal, hace diez años exactamente. No hay nada de qué hablar. Que le comente que fantasea con construir un puente no le aporta nada en su vida. Sólo quiere que el autobús llegue, y arrastrarse al sofá. Ya.

B: ... fantaseo con ese puente. Es mi única ocupación. Al menos la Luna siempre aparece.
A: No sé a qué te refieres.
B: Lo digo literalmente.
A: No me lo parecía. -No sabe ni por qué ha contestado nada. El autobús ya asoma en la esquina. Sonríe.-
B: Es una idea bonita, veo que te gusta.

A decide ser amable, total apenas quedan segundos para el autobús.

A: Es una idea más que bonita.

B se acerca unos pasos, le toma la mano a A, le da un beso en la mejilla.

B: Gracias.

B se aleja caminando. Entonces A se fija en B, no ha querido dedicarle nunca tiempo, pero ahora que está de espaldas, es terreno seguro. Se fija, y ve sus zapatos gastados, su cabellera débil, la chaqueta algo sucia, sin alma. A se lleva las manos a la boca. El autobús pasa de largo, nadie se ha bajado en esa calle anodina, y nadie ha levantado la mano para llamar la atención.

A se sienta en un banco. Al hacerlo suenan las monedas sueltas del bolso. No se ha dado cuenta de que esperaba el autobús y le tocará estar otros 7 minutos más en la parada. Tampoco es que le importe. Ni recuerda el sofá en su salón.

Mira el blanco en su dedo anular, lo acaricia.


REM(h)acer


Está de moda el cinismo, la hipocresía y las máscaras más burdas. El tópico se ha convertido en un sello de identidad ante los otros que reniegan de lo superficial.

La cosa ha ido lejos.
La cercanía desaparece tras una pantalla.

Opinar, propinar, antipinar, supinar... Verborrea de intenciones y matanza de palabras.

Vuelvo, con mi voz un poco más vieja, menos madura, más sincera y garabateando -más que nunca- realidades que vivo, y que aspiro, y que inspiro de la nada.

Puede ser -y es lo más seguro- que un blog, como decía una amiga, ´sea lo más egocéntrico que haya´, una guarida ficticia más, un muestrario de ´he aquí mi mente, mi yo-ego, mi lastre ciego, mi mirada´. Pero no deja de ser una ventana, que sabes -muy conscientes en el aparente olvido- que será juzgado -y con suerte, esperas la alabanza-.

Incluso quien lo llama ´su diario´o dice que ´en realidad no me importan quién lo lea´ o que ´sólo busco compartirlo con mis conocidos´. Aquellos que niegan lo evidente, que es un escaparate, que sus ideas, opiniones y su lado más íntimo ha pasado a ser un producto más, que se consumirá, se tolerará, se convertirá en un contenido de la nube abstracta. En definitiva, una galería de impresiones que buscas provocar.

Yo vivo el blog como un cuaderno, ese cuaderno que nunca saqué del cajón, que abandonaba entre tachones de agenda, esos words en blanco, esos gatillazos creativos. He decidido que, para no decepcionarme, he de poner manos a la obra. 

Y así, árida y espontánea, decido retomar mi lado más autómata, y darle barra libre a los dedos sobre el teclado. Intentaré redimirme, coger fuerzas. Comenzaré poco a poco, como quien vuelve de tierras extrañas. Y, deseadme suerte, crecerá este blog de nuevo, timonel de lo fugaz.