30/5/11

Just

Tú quieres que te diga... yo quiero que me digas... Pero las palabras sólo nos abren las heridas.
Se convirtieron en excusas para ocultar lo que pasa.
Y los actos nos separan más aún.
Lo que queda pues... el silencio, la inacción, la apatía, el destierro del otro y el asolamiento de uno.

Casi mejor que partamos... esta vez divergiendo, o quizá en paralelo , de vez en cuando, miremos al otro y suspiremos. Pero ahora estamos tan cerca que nos ahogamos y escarbamos los agujeros negros de un pasadopresente vacío.

Silencios y besos

Y un encuentro imprevisto entre dos extraños,
darnos la mano sin mirarnos.
Unas piernas que se TrEnZaN y ondulan unidas
al costado ajeno de un pas(a)je(n)o 
sin nombre ni techo, sin rostro ni celos.


Y una pulsera tintinea mientras suena
un pitido de vapores que sube y tiembla.
Y en un vagón hecho fuego se funden
dos sombras grises con gotas de henna.

Y pasan los silencios-tortugas ganando al tiempo-liebre.


"No sé nada ni quiero, ni lo espero"
"Abrázame y calla", se mueve la metralla.
No quedan más que visos de perfiles 
en unos cristales ahumados de polvo y viaje
desvaídos de palabras ( )uecas y caricias a( )uecadas de carne.


Y los besos, tatuajes de cuellos desnudos,
marcas de deseo a flor de piel,
una despedida sin firma 
más humana
que la de la boca llena de miel y hiel.


En el horizonte cae un rayo
y muere la luz,
de ella nacen luceros
que iluminan el ( )asta luego
de un encuentro desencontrado
en un futuro alter-(h)ado.


S( )( )( )... adormécete.


William Turner, pintor británico romántico (lo amo)


------ Las pieles de limón son las más dulces, saben a miel y sol -----

29/5/11

Vermilious Pleasure Night

Y hoy toca un poquito de audiovisual. Una advertencia, puede no gustar pero ... como suelo decir, no deja indiferente y ésa es una de las máximas en este mundo, para bien... o para mal. ¿El arte es subjetivo? Sí, y cada uno con sus opiniones. Una aproximación... Vermilion Pleasure Night engloba ...


Lo extraño, lo bizarro, lo onírico, lo surrealista, lo abstracto, lo enfermizo, lo abyectamente retorcido, lo laberíntico, lo subyugante, lo indescriptible, lo chocante, lo rompedor, lo vanguardista, lo sexual, lo satírico, lo ilógico, lo anormal, lo deformante, lo inyecto, lo desconcertante, lo inusual, lo artístico, lo personal, lo milagroso, lo anti-sacrílego, lo desafiante, lo loco, lo imaginado, lo transgredido, lo plasmado, lo desfigurante, lo ajeno, lo intimista, lo destructor, lo inventado, lo sinuoso, lo opaco, lo interpretado, lo sugerido, lo impuesto, lo que el arte quiera hacer y el humor quiera deshacer.


Y navegando por esa web que nadie (Repito: NADIE) conoce, esa tal YouTube, me encontré con esta joyita asiática (Nota aclaratoria larga, saltarse si se quiere: sí, para quienes hayan soportado mis vagabundeos, para quienes se dignen a pinchar por pereza, por desidia o porque sus dedos no obedecieron a su inteligencia... para vosotr@s os digo, si es que estáis ahí, delante de la pantalla... Me confieso, fetichismo por la época victoriana y por lo mínimamente raro y pseudo-intelectual -aunque de culta poco tengo, eh- ¡y lo asiático!) 

Y bien, ¿cómo describirlo? ¿Cómo llegué a esto? Soy de la generación explorar la red, y gracias a ella he encontrado cosas que normalmente nunca encontraría o no me tomaría la molestia de esforzarme por ello. Y así, por azar, llegué a este vídeo  y me quedé bastante... descolocada. En los vídeos relacionados venían más trozos paranoicos de este programa que fue emitido en el 2001 en la televisión japonesa. Tiene apartados como "La familia Zombie" en la que una madre y sus dos hijas siempre acaban mal; otros de animaciones -esto me recuerda a los Monty Python, o al español Enjuto Mojamuto; otro apartado para nuestra salud -más quien quebrantar nuestro equilibrio psicológico intentando encontrar sentido a lo absurdo-; clases de cocinas peculiares; unas barbies psicóticas (ésta última fue... la cumbre). Otros pequeños apartados sin nexo como mujeres con muertes extrañas, cantando, etc.

Y si queréis más apartados bizarros, tenemos a "The Fuccons", inspirado en "Cathy´s House" así que imaginaros... También tenemos de parte de David Lynch "Rabbits" y un programa canadiense (SCTV) si mal no recuerdo, en la línea del nipón. Y poco más que decir, os dejo algunos enlaces interesantes y espero vuestras opiniones.


9/5/11

Y Ayla regresa...


Con muchísimas ganas de leerlo... aunque me defraude... Auel, qué grande eres... alguna cita pondré en adelante.

2/5/11

Desearía...

Desearía ser una persona más deshinibida, menos consciente de sí misma y más consciente de la instantaneidad de la vida. Dejar los a largo plazo en la lista de cosas que olvidar, y sólo detenerme en el aire mientras sientes el segundo en que la gravedad no funciona para tu cuerpo.

Desearía que las causas mayores se simplificaran, y que con decir ¡basta! las cosas acabaran. Que la niñez fuera inmaculada y los adultos conservaran la inocencia y la fe sin límites. Desearía que lo más complejo a la hora de decidir fuera si ser más feliz o hacer a más gente feliz. Que las naciones pusieran puentes y carteles de bienvenida. Que la comida abundara. Que el tiempo amainara y sólo hubiera tormentas rodeadas de arco iris.
Desearía que una mirada fuese límpida, y las palabras siempre estuvieran en el test de la sinceridad. Que los engaños más mayores fueran querer más de lo que se habla. Que cuando algo ha de terminar, se acaba, sin más, sin escenas ni renconres. Desearía que un abrazo siempre me esperara. Que las lágrimas supieran a azúcar glass y el mar fuera el líquido amniótico de los más cansados.

Desearía que las nubes dieran sombra a los sedientos, agua a los deslumbrados. Que todo cupiera en nuestras manos y que el resto fueran cosas que van y vienen, sin casi afectarnos. Que el ansia de tener fuera de hacer. Que el ansia de sobrepasar fuera de colaborar. Desearía que la gente conversara más delhola y adiós, que se diesen la mano, que compartieran recuerdos. Desearía que la intimidad se limitara a los grandes pensamientos y que los secretos fueran descubrimientos.

Desearía que la mañana fuera el momento más lúcido del día, y la noche el momento de reencuentro contigo mismo. Que el despertador te dijera buenos días, hoy vas a hacer grandes cosas. Que el jefe te diera unas palmadas en el hombro. Que la gente sonriera con o sin ganas. Desearía que si uno se siente mal los demás acudieran a aliviar la carga.
 
Desearía que con pequeñas cosas nos bastara. Que la avaricia desapareciera ahogada. Desearía que la sinergia y la simbiosis fueran positivas frente a la competencia. Desearía que el amor se concebiera como un momento mágico y no una obligación ligada. Desearía que el sexo fuera un placer sano por sí mismo y no un método  de posesión o dominio, de perversión o humillación. Que se disfrutara sin pudores. Que fuera un instante único para quienes lo comparten. Que creara un nexo puntual.

Desearía que todos fueran menos egoístas y más comprensivos. Que la tolerancia no sea un eslógan que se arrincona acabada la campaña. Que la felicidad no se venda entaponada. Y que una sonrisa sea lo mas valioso del mundo, sólo superada por una limpia carcajada.

Desearía que desear fuera avanzar al deseo puro. Y desearía que tú, quien lo lees, desee cosas maravillosas. Y si es imposible, ¿qué más da? Sin ilusiones no nos mantenemos en pie.

  ------ Grandes ideas de pequeños chispazos ------