12/2/11

Arte inquietante


























Hoy he descubierto a un nuevo (para mí) artista japonés, su nombre es Nobuyoshi Araki, y es conocido por retratar la industria del sexo en Japón. Qué gran tema, sí señor. Y es que ahí donde los vemos, con sus formalidades, sus rituales y sus aparentes rigor mortis dibujado en la cara de manera casi perpetua... los japoneses son unos fetichistas de armas tomar y el sexo uno de los grandes productos de consumo (como dato curioso diré que incluso hay máquinas expendedoras de bragas "perfumadas", por así decirlo). Y, al igual que me pasara con otro artista ya nombrado, es un arte de estos que pueden o no gustar, incluso repeler... pero lo que sí que no hace es dejar indiferente. ¿Qué mejor publicidad que el dar que hablar?


Nacido en 1940, en 1971 se casa con Yoko y sin cortarse ni un pelo publica tras su luna de miel fotografías de su mujer desnuda. Cuando, en 1990 Yoko muere de cáncer ce ovario publicará en Winter Journey las últimas fotografías de su amada. Su tema más repetido: el bondage, es decir, el erotismo de envolver el cuerpo de la mujer con cuerdas. Desde una perspectiva esperpéntica-sensual-única-sexual-visceral-elegante, este autor japonés no ha dejado de tener casi un foto diario de una obsesión, de su forma de ver el mundo y de reflejarlo con una trayectoria prolífica de fotografías de mujeres desnudas, sin pudor, que posan no sólo ante Nobuyashi sino para todos nosotros, voyeurs que en su espanto o deleite callado aguantan la mirada de ella y de la cámara que no sólo atrapa a esa mujer llena de sensualidad sino la del espectador que reacciona positiva o negativamente ante el retrato, que echa un paso para atrás por temor quizá a aceptar su propio fetichismo o para apreciar, en su inconsciencia, la "bella composición" de un arte que se adivina enfermizo en su aparente armonía y calma construcción.



Y, a veces, las imágenes sirven más que las palabras:


























0 opiniones confesadas:

Por cada palabra nace un pensamiento

No se censurará sino que se moderará. Como siempre, da voz a tus opiniones. Recuerda, no al nofollow y... ¡Gracias por comentar, espero leerte de nuevo!