10/6/10

Para la melancolía

Redención caduca


Caminaba en la penumbra,

casi a ciegas.

A tientas escarbaba sombras

malogradas.

Tropezaba, torpe paso,

con mis ganas

de comerme las murallas,

de saltar la balconada,

de abrir hasta dolerme

unos brazos famélicos

de hambre y ganas,

de encontrarme y estamparme

con tu boca ahogada.

Porque quisiera ser

sacrificio,

explosión suicida

que me llenara

de ficticios agujeros negros

que te succionaran.

Caminaba

con la mirada vendada

como aquellas

menudas damas

torturadas

de vanidad, convenciones

y creencias insanas.

Oscurecida mirada retorcida,

momificada ruta

sumergida

de trabas.

Un paso, dos, tres acaso

eran la ilusión

de un anunciado fracaso.

Caminaba flotando

por mis errores,

punzantes agujas oxidadas.

Y en el aire buscaba

tu mirada

como quien busca agua

y no la halla

en medio de dunas jorobadas.

De puntillas besaban

la punta de mis dedos

el suelo que tú antes

deambulabas.

Y a gritos ondulan

mis desgarros

y rompo vestiduras

por tus abrazos.

Se pierden en el abismo

estos besos callados

y las palabras sinceras

que antes callara.

Viajar en el tiempo

y el espacio,

reencontrarme con un yo

tonto y pasmado,

y comerte atragantándome

de risa,

mientras mis pestañas

aúllan en código morse

que te amo.

Que te amo.

Que he huido

para reencontrarte.


------------------Y al ritmo de una lágrima cayendo, la lluvia repiquetea-----------------



0 opiniones confesadas:

Por cada palabra nace un pensamiento

No se censurará sino que se moderará. Como siempre, da voz a tus opiniones. Recuerda, no al nofollow y... ¡Gracias por comentar, espero leerte de nuevo!