19/6/10

Musa de la música enlutada



Las cuencas de mis ojos son los ceniceros de tus restos.



En un bosque perdido la luna gira hasta convertirse en una vieja decrépita que ríe desdentada.


Se oye un aullido de pena.
El cielo se viste de luto por tu ausencia.


Jirones de nubes desgarradas, gasas que taponan el infinito cubriendo la cúpula para tus pies helados. Frágil que siempre fuiste, niña menuda, ahora yaces con los labios morados. Tus ojos son la fuente de mis penas, ahora silenciosos, sordos, solitarios. Dos faros se han apagado para siempre. Veo una sombra deslizarse y escucho crujir los huesos de los muertos. Todo gira y cambia el escenario. Tú danzando con tu leve vestido de telarañas. Y yo. Y yo mirando.


Un hada caprichosa se asoma al espectáculo. Sobrevuela nuestro fallido suicidio, porque tú has muerto pero me has abandonado. Miro al hada. Bellamente oscura, con ojos saltones y una boca pequeña. Sonríe. Sonríe. Sonríe. Sonríe y se ensancha el capullo de su boca hasta convertirse en una enorme en la que asoman colmillos, los ojos se expanden y se aplanan, las alas de embrutecen y crecen, las piernas se encorvan y pliegan, el tono de piel se oscurece. La cabellera cubre su cuerpo desnudo a la luz de la vieja desdentada. Y surge de un huso enmarañado una extraña criatura.

El hada ha renacido en fiera.
Alza el vuelo y nos deja a oscuras
con su sombra.


Un búho ulula a lo lejos. Te caes de mi regazo al suelo. Te encharcas de los restos de la lluvia. Tu blanco e inmaculado vestido, con apenas unas gotas de carmín en los extremos de la manga, se vuelve beige. Alzo la mirada, las estrellas se esconden tímidas a mi llamada.

Un escarabajo cruza el suelo.
Una cigarra se silencia.
Y tú yaces, marioneta rota,
en mis brazos.





Bailarina
con caja y sin música,

ya no giran tus pies
y te cubren las vendas
de la mortaja.

Bailarina inválida de vida
las flores te acompañan adornadas
de crespones y condolencias
falsas.

Bailarina chiquita
te nos fuistes

con un riego de rosas

y un ala
afilada.






----------------Un chillido rompe la noche---------------



0 opiniones confesadas:

Por cada palabra nace un pensamiento

No se censurará sino que se moderará. Como siempre, da voz a tus opiniones. Recuerda, no al nofollow y... ¡Gracias por comentar, espero leerte de nuevo!