20/6/10

Acurrucada una urraca


Dime dónde escondes tus heridas

y de dónde vienen tus pisadas.
Dime por qué callas y me miras

mientras cruzas los dedos a tu espalda.


Dime, tímida criatura, niña solitaria,
dónde has dejado tus muñecas de porcelana.

Dime, tú, ojos de búho y alas de hada

dónde te han marcado las anillas

sus mordeduras dentadas.



Pequeña, arrinconada, sal de tu esquina oscura

y de esas cuatro paredes enlutadas.
Deja atrás los negros y grises de la amargura

y esos suelos desconchados de aristas cruzadas.


Tus pies caminan sujetos de espadas
que toman el puño de tu rabia insana.



Niña, despierta, corre y avanza.



Pequeña budha mística asolada,
dime, dónde quedaron las batallas
y la paz de tu faz blanca y rosada.
Baja de las quimeras, de las borrascas.
apoya esas dos plantas en mi pecho

y déjate acoger por mi inmensa nada.



Niña, despierta, corre y avanza.






---------------El timbal de un seno, el tambor de un pecho izquierdo-----------





0 opiniones confesadas:

Por cada palabra nace un pensamiento

No se censurará sino que se moderará. Como siempre, da voz a tus opiniones. Recuerda, no al nofollow y... ¡Gracias por comentar, espero leerte de nuevo!